Home > Acción > LOGAN : ANIMAL HERIDO

LOGAN : ANIMAL HERIDO

Reparto: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Boyd Holbrook, Dafne Keen, Stephen Merchant. Director: James Mangold Estados Unidos, 2017.Duración: 135 min.

LOGAN 2

LOGAN : ANIMAL HERIDO

A caballo del western, el cine negro y la road-movie, la sorprendente y esperada Logan se aleja completamente del registro y la estética que vio nacer a Wolverine, un héroe, es cierto, siempre trágico.
Esta es una película cargada de símbolos, intensa, violenta y desgarradora; tan melancólica, que estremece el alma hasta al más duro.
Y con mucha acción.

Si en la saga X-Men todo es hi-tech, design, impoluto, en las que se despliegan impresionantes poderes fantásticos nivel apocalíptico y la pantalla se llena de colorido, en Logan es todo lo contrario.
Galpones herrumbrosos y abandonados en ese hostil e inmenso desierto fronterizo que separa a México de EE.UU. son parte del paisaje (casi como escena de Breaking Bad).
Nuestro protagonista (Hugh Jackman), avejentado, cojeando y alcohólico, circula por las calles de El Paso, Texas, trabajando de chofer de una suerte de limusina.
Este decadente Logan; un nonagenario y enfermo Profesor X, Charles (Patrick Stewart), y Caliban, un albino que debe guarecerse totalmente del sol, son los tres mutantes sobrevivientes de una raza supuestamente ya extinta y perseguida.
Charles está enfermo y depende de los medicamentos que Logan le consiga para evitar que la fuerza de su mente destruya, sin control, a todo a su alrededor. Pero Charles, a pesar de su triste situación, es un hombre a quien no se le ha apagado la luz de la esperanza. Habla del  “plan de Dios” (“el error de Dios”, le replica un amargo Logan).

Una letal mezcla desgarra el alma de este animal herido: no cree en sí mismo ni en nadie y lo carcome la culpa. Está resentido por dentro y por fuera: es un hombre que no se perdona a sí mismo. Su agria actitud y lamentable estado físico es un reflejo de su alma. Es un héroe acabado, destruido, que ha estado perdiendo su poder de regeneración y a veces debe curarse las heridas.
Iracundo, pesimista, se está muriendo porque se quiere morir, como le enrostrará alguien después.
Entonces, él confesará difusamente algunos de los dolores que le quitan la paz: “Le suceden cosas terribles a las personas que yo quiero”. Es un momento crepuscular.

ACCION, VIOLENCIA Y SANGRE: NADA QUE ENVIDIAR A TARANTINO

Nada de esto impide que la película sea un cóctel de acción trepidante, aderezada de violencia de esa ruda. (Ojo: es para Mayores de 14).
La primera secuencia lo deja claro: Logan estará deteriorándose pero es capaz de despostar a un grupo de malandrines armados hasta los dientes.
La aparición en su vida de Laura (Dafne Keen), una niña de profunda mirada que no emite palabra, desbarata todos los planes de mantenerse en un bajo perfil.
Un sujeto de diente dorado, apoyado por un ejército propio y seguido por un sosías del Dr. Mengele anda tras ellos, especialmente de la niña, y llega hasta el refugio desértico.
Allí, en una escena memorable y espeluznante (que no le adelantaré), Laura dejará en evidencia quién es.
Ella —Charles lo sabe— necesita reunirse con otros niños mutantes en un refugio en Dakota del Norte. El Profesor X ve lo que Logan se niega a aceptar: que ella es la salvación de la raza mutante.

Allí comienza una huida en la que Charles, Logan y Laura devienen en una singular familia, en una travesía desesperada hacia un refugio llamado Edén, del que por cierto Logan reniega rezongando.
Llena de guiños y simbolismos, hay un momento en que Charles y Laura ven televisión: es un western de los años 50, Shane , con Alan Ladd. “Es una película de hace más de cien años”, le dice Charles, melancólico, a la niña. Ella retiene las palabras del protagonista. “Cuando uno ha matado, no se puede echar marcha atrás. Es una marca”.

JOHNNY CASH, HURT Y LOGAN

La banda sonora está tan bien pensada que se inserta en las escenas al ritmo en que ellas ocurren.
Y al final, Johnny Cash cantando The Man comes around.

El director James Mangold usó para el primer tráiler de la película la mítica versión que hizo Cash de Hurt , la canción de Trent Reznor (Nine Inch Nails), que en realidad parece la historia de Cash. Y la de Logan-Wolverine.
Les dejo parte de la letra de Hurt, para que sepan por qué uno se queda a llorar escuchando a Johnny Cash, mientras pasan los créditos finales:

Me hice daño a a mí mismo hoy
para averiguar si todavía sentía algo,
me concentré en el dolor
la única cosa que es real.
La aguja hizo un orificio,
el viejo y conocido pinchazo.
Intenté matarlo,
pero siempre lo recuerdo.

¿En qué me he convertido?
Mi dulce amigo,
todo el mundo al que conozco
se va al final.
y podrías haberlo tenido todo
Mi imperio de basura.
Te defraudaré
Te haré daño.

Llevo esta corona de espinas
sobre mi trono de mentiroso
lleno de pensamientos rotos
que no puedo reparar.
Bajo las manchas del tiempo
los sentimientos desaparecen,
Eres otra persona más
y yo todavía sigo aquí.

Si pudiera volver a empezar,
a un millón de millas lejos de aquí,
me cuidaría más,
encontraría la manera de hacerlo.

Categorias: Acción

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014