Notice: Trying to get property of non-object in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-content/plugins/wordpress-seo/frontend/schema/class-schema-utils.php on line 26
Ana Josefa Silva

Home > Ciencia Ficción > AD ASTRA: TRAS LA HUELLA DEL PADRE

AD ASTRA: TRAS LA HUELLA DEL PADRE

Reparto: Brad Pitt, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland, Ruth Negga, Liv Tyler. Dirección: James Gray Estados Unidos,2019. Duración: 122 min.

AD ASTRA: TRAS LA HUELLA DEL PADRE

Envuelta en una historia de ciencia-ficción —salpicada de aventura,  riesgos, suspenso y no pocos elementos de thriller— Ad Astra es, en rigor, un drama que explora un dilema muy íntimo y tan antiguo como la humanidad: la búsqueda del padre.
El director James Gray lo deja establecido en las primeras secuencias, con primeros planos sobre su protagonista, el mayor Roy McBride (Brad Pitt) del Comando Espacial, quien se encarga de la narración, en reflexiones en off.
En escenas alternadas sabemos que Roy tiene un matrimonio que se ha resquebrajado en buena parte por las largas ausencias que le demanda su trabajo.

EN UN FUTURO NO MUY LEJANO

En este futuro impreciso en que se desarrolla el relato, hay una estación espacial instalada encima de la atmósfera de la Tierra, los viajes a la Luna son en modo turístico —es un sitio colonizado, con zonas peligrosas donde circulan “piratas”— y en Marte hay un Centro que dirige Helen Lantos (Ruth Nega), que parece una sucursal de cualquier repartición pública, con un sector al que solo tienen acceso altos mandos militares.
McBride es un hombre controlado, tan eficientemente como para aprobar los sucintos tests sicológicos a los que cada cierto tiempo debe someterse. De ello se encarga una máquina —como quien se mide la presión o un estado febril— que funciona sin intervención humana.
Roy ha aprendido a reprimirse (que es más que controlarse), lo que le ha dado ventajas en su carrera, pero no así en su vida personal.
Sus superiores lo respetan por sus méritos y también por ser el hijo de un héroe, Clifford McBride (Tommy Lee Jones), un hombre que fue enviado en misión a Neptuno hace 29 años. De él, su hijo  guarda los últimos mensajes recibidos y los recuerdos que puede tener un niño.
Fuertes tormentas eléctricas que amenazan al planeta ponen a McBride en una misión, junto a quien fuese un compañero de su progenitor (Donald Sutherland).

MÁS QUE CIENCIA-FICCIÓN Y AVENTURAS, UN VIAJE INTROSPECTIVO

El viaje de Roy es de doble sentido: va en busca del explorador, quien puede contener la clave del grave problema que enfrenta el Planeta, y del hombre.
Nadie sabe si Clifford está vivo, ni qué pasó realmente con él y con su misión de encontrar vida más allá de la Tierra.
Lo que obsesiona a Roy es un hecho cada vez más difícil de soslayar: la ausencia y la sombra del padre se han proyectado sobre él anulando su propia vida. El misterio que realmente le ocupa no es el mismo que al Gobierno. Sabe que si quiere salir de su estancamiento vital debe encontrar a su padre, aunque sea de manera simbólica, para terminar de comprender si ha sido un niño abandonado, si está replicando esa herencia o si un accidente los separó.

Ad Astra , más que ciencia-ficción, aventuras, suspenso y acciones heroicas, es el viaje introspectivo profundo de Roy para entenderse a sí mismo y asumir errores en sus relaciones.

Brad Pitt puede esperar integrar la quina a mejor actor en los Oscar 2020 por este rol que exige actuación interior, aunque deba enfrentarse a Joaquin Phoenix, que se dejó la piel en Guasón .
Ha sido un buen año para Pitt: si hay justicia en la Academia debería estar también en la quina de actor secundario por Había una vez en Hollywood (VER COMENTARIO).
Ad Astra (“hacia las estrellas”) tiene las dosis de tensión y suspenso suficientes para mantener el interés en general, pero es en esencia una película sicológica, con muchos silencios, porque es el viaje interno de un hombre que espera con ansias el momento de terminar con su soledad.

Categorias: Ciencia Ficción

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014