Home > Cine Arte > ANOMALISA: LA SOLEDAD EN STOP MOTION

ANOMALISA: LA SOLEDAD EN STOP MOTION

Para artistas y cinéfilos. Cine-arte.

ANOMALISA: LA SOLEDAD EN STOP MOTION


Notice: Undefined variable: font_awesome_version in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-content/plugins/accesspress-social-share/accesspress-social-share.php on line 268

Una película asombrosa e inquietante, hecha exquisita y minuciosamente con la técnica del stop motion, imperdible para cinéfilos, teatristas, diseñadores, espíritus sensibles, artistas en el más amplio rango de la palabra.

Todo eso es Anomalisa, uno de esos hitos del cine que solo pueden surgir de la imaginación sin fondo de Charlie Kaufman (“Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”, “¿Quieres ser John Malkovich?”).

Calificada con acierto para mayores de 18 (es, definitivamente, una película para adultos), sigue la rutina de Michael Stone (voz de David Thewlis), un exitoso charlista, best-seller de libros de autoayuda para vendedores y empresas, desde que vuela desde su hogar en Los Angeles hacia Cincinatti, para dictar una conferencia, hasta que regresa la noche siguiente a casa.

En 24 horas -y tan solo hora y media de película- seremos testigos de la severa y soterrada crisis existencial de Michael, un tipo infeliz, tan hastiado del prójimo, que escucha siempre la misma voz, no importa si se trata de desconocidos o de su mujer.

En su desesperada búsqueda por romper su soledad y su vacío intenta fallidamente rescatar una antigua relación perdida y tras ello, construir otra con Lisa, una admiradora (única voz femenina que se escucha: Jennifer Jason Leigh, “Los 8 más odiados”). Emocionante oir a la ingenua y acomplejada Lisa cantar quedamente “Girls just wanna have fun” (Cindy Lauper). Lo hace a pedido de Michael, quien se aferra a esta voz como a su última esperanza.

Los escenarios asépticos -el avión, el hotel y su inmenso pasillo tipo “El Resplandor”, la habitación, el bar- subrayan la atmósfera tenuemente angustiosa que atraviesa el filme, cuyo punto cúlmine se representa magistralmente en una pesadilla cargada de símbolos y metáforas.

Es el brutal contraste exterior-interior del personaje. Porque mientras en su rostro que amenaza con desencajarse se marca la infelicidad, Michael brinda en el bar; camina en la noche lluviosa hacia la curiosa juguetería cercana al hotel, que, le contó el parlanchín taxista, está abierta toda la noche; se ducha; busca compañía en las habitaciones contiguas.

(Basada en la obra teatral del mismo nombre, del propio Kaufman, escrita bajo el seudónimo de Francis Fregoli).

IDEAL PARA: usted que corre tras el éxito, ejecutivo de película. (Serrat dixit).

(Entre el 18 y el 24 de febrero: Hoyts La Reina, Plaza Egaña, Parque Arauco. 21 de febrero: Cinemark Alto Las Condes, Open Rancagua, Bio Bio, Iquique. 23 de febrero: Cineplanet La Dehesa y La Florida).

Categorias: Cine Arte

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014