Home > Suspenso > BLANCA COMO LA NIEVE: LA LIBERACIÓN DE CLAIRE

BLANCA COMO LA NIEVE: LA LIBERACIÓN DE CLAIRE

Blanche comme neige Reparto: Lou de Laâge, Isabelle Huppert, Charles Berling, Damien Bonnard, Jonathan Cohen. Dirección: Anne Fontaine Francia, 2019. Duración: 100 min.

BLANCA COMO LA NIEVE: LA LIBERACIÓN DE CLAIRE


Notice: Undefined variable: font_awesome_version in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-content/plugins/accesspress-social-share/accesspress-social-share.php on line 268

Una relectura lúdica, sensual y femenina del cuento de los hermanos Grimm —muchas veces revisado desde diferentes expresiones artísticas— es la que despliega Anne Fontaine en Blanca como la nieve (Blanche comme neige).
Junto a las grandiosas imágenes del director de fotografía Yves Angelo —desde los glamorosas interiores y la ciudad del comienzo, al extasiante y bucólico entorno en que transcurre la mayor parte del filme—, la película cuenta con dos actrices precisas para los roles protagónicos: la experimentada y siempre estremecedora Isabelle Huppert y la belleza fresca y juvenil de Lou de Laâge.
Por cierto, Blanca como la nieve está en un registro muy lejano al de Las Inocentes (VER COMENTARIO) , ese potente drama de 2016 que filmara Anne Fontaine.

CLAIRE Y MAUD

En Lyon, Claire (De Laâge) sigue una rutina de buen pasar: diariamente, tras hacer jogging por la costanera, va a atender las piscinas del lujoso hotel de su madrastra, Maud (Huppert), quien tiene nueva pareja. Estricta, elegante y fría como una estalactica, Maud mantiene una relación cariñosa con Claire.
Una mañana la joven es secuestrada y termina en un bosque. Allí es rescatada por un cazador, Pierre, quien, no demasiado convencido, la lleva a la casona que comparte con su gemelo, François, y un músico, Vincent, que ensaya a Bach con su violoncello en su habitación.
La desazón de Blanche dura poco.
Cerca de allí, bordeando los acantilados, está el pueblo de Vercors, donde todo el mundo parece ansioso por conocerla: Charles, el librero, y su hijo deportista, Clément; Sam, el veterinario que revisa a Chernobil, el perro de Vincent; también el cura que mantiene el antiguo santuario-hospedería arriba en las montañas, el gran atractivo turístico de la zona.

ESCENAS DE ANTOLOGÍA

Dividida en tres actos —Claire, Maud, Blanca Nieves—, la película desarrolla el cuento como una suerte de intriga policial, pero esencialmente da un decidido giro al concepto de “pobre niña buena” de la protagonista.
Claire no solo se adapta al lugar —consigue trabajo en un restorán— sino que se libera vitalmente: da rienda suelta a sus pulsiones eróticas y lúdicas, despertando a una alegría que no conocía.
Seductora por instinto, aprovecha y goza lo que le ofrece generosamente  esta nueva vida no planeada.
“La montaña activa la sangre”, le dice el mismísimo cura, que incluso le cita a San Agustín.
La historia tiene manzana, venenos, bosques brumosos, cascadas cristalinas y todo aquello que proviene del cuento clásico. Pero en su fondo se concentra en la sexualidad femenina y la liberación gozosa de los instintos. Ello incluye una mirada más compleja a la relación Claire-Maud, redefinida como una rivalidad generacional (de antología la escena del baile).
Ciertos toques y escenas muy hitchcockianos —¡grandiosa secuencia la de Maud manejando de guantes rojos en su descapotable!— se asoman en esta película de apariencia ligera, que requiere de un espectador sensible a lo que se está abriendo en el audiovisual de mano femenina.

(Desde el 13 de de mayo en iTunes y Google Play).

Categorias: Suspenso

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014