Home > Musical > “CHICAGO”

“CHICAGO”

Reparto: Renee Zellweger, Catherine Zeta-Jones, Richard Gere, Queen Latifah, John C. Reilly. Dirección: Rob Marshall. EE.UU., 2002. Duración: 1 hora 50. Todo espectador. MUY BUENA

“CHICAGO”

Para fortuna nuestra, como probablemente un porcentaje alto de chilenos no hemos tenido la fortuna de ver el musical de Bob Fosse, John Kander y Fred Ebb en vivo y en directo, bienvenida sea “CHICAGO”, la película.
Y sea muy bienvenida porque es un agrado verla, mirarla y escucharla. Aunque uno sea de esas personas a las que francamente le latean los musicales, “CHICAGO” no permite un solo bostezo, ni siquiera si se tiene oído de tarro porque el jazz que inunda el filme es bellísimo y para todo público.
Aunque esta es una historia de crímenes (¡vamos!, es Chicago, años 20-30), es en verdad una comedia satírica, a veces desatada, donde fantasía y realidad son un puro nudo; pero sobre todo, es de un magnetismo que no se veía desde “Cabaret” (no es casual: hay importantes artistas-realizadores en común).
Roxie Hart (Renee Zellweger) es una chica joven, linda, inescrupulosa, ingenua, adorable, amoral, todo eso a la vez… que tiene un marido más bobo que ella, Amos Hart (John C. Reilly), que la idolatra. El único propósito que Roxie tiene es ser famosa. Un tipejo malacatoso la convence que es íntimo del dueño del cabaret donde reina su ídola, Velma Kelly (Catherine Zeta-Jones), protagonista del vodevil de moda en un número que hace junto a su hermana y su marido. Pero esa noche, Velma llega atrasada y sola, lo que no le impide bailar y cantar un “All that jazz” de antología. Claro que el the end lo pone la policía que la arresta por el asesinato de sus, a esas alturas, ex partners.
Mientras, Roxy y su amigo van a la cama, objetivo final del acompañante, cosa clara como el agua, pero que ella tarda su resto en descubrir. Su reacción la lleva directo a la misma cárcel donde termina encerrada junto a Velma. Allí, quien manda es “Mama” Morton (Queen Latifah).
Para escapar del emprendedor fiscal, necesitan a Billy Flynn (Richard Gere). El abogado, amante del buen dinero, es en verdad un gran manipulador de la prensa amarilla, rosa y de todos los colores. Y como el bueno de Amos consigue “efectivo” para su esposa, Billy – cuya clienta top es Velma- también se hace cargo de Roxy. ¿Cómo? Transformándola en todo lo que la jauría de periodistas quiere… y el jurado adora.

Categorias: Musical

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014