Home > Comedia > CYRANO MON AMOUR : LA ARRIESGADA AVENTURA DEL ARTE

CYRANO MON AMOUR : LA ARRIESGADA AVENTURA DEL ARTE

Edmond  Reparto: Thomas Solivéres, Dominique Pinon, Olivier Gourmet, Guillaume Bouchède, Alexis Michalik. Dirección: Alexis Michalik Francia, 2018. Duración: 112 min.

CYRANO MON AMOUR : LA ARRIESGADA AVENTURA DEL ARTE


Notice: Undefined variable: font_awesome_version in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-content/plugins/accesspress-social-share/accesspress-social-share.php on line 268

París bulle por todas partes en diciembre de 1895, que es cuando arranca Cyrano mon amour (Edmond). A sus 20 y tantos años, Edmond Rostand viene saliendo del Teatro donde la gran Sarah Bernhardt (Clémentine Célarié) tuvo a bien representar una de sus obras, “La Princesa Lejana”. “¡Esto es un fiasco! ¡Le dije que escribiera una comedia!”, le ha gritado el onmipotente director del sacro recinto artístico al esmirriado y tímido poeta, que acaba de ver horrorizado cómo los críticos han abandonado sus palcos comentando con desprecio y sorna: “¡en verso! ¡y qué largo!”.
Aturdido, Edmond se abre paso por la noche parisina; se detiene  frente a un café, lee “Lumiére” en una pizarra y un hombre le invita a que entre a ver el nuevo prodigio: el cine. Maravillado presencia la proyección de “La Sortie de l’usine”.
Al llegar a casa le dice a su mujer, desesperado: “En 10 años más no habrá teatro. Habrá salas de proyección”.
Esta es la atmósfera y la vitalidad que le imprime el director Alexis Michalik a su opera prima, en la que recrea —en un ejercicio de metateatro— la gestación de la obra francesa más representada de todos los tiempos: “Cyrano de Bergerac”.

DESBORDANTE DE ENERGÍA Y ADRENALINA EN UNA CIUDAD QUE BULLE

Es un ritmo frenético, adrenalínico, que tiene que ver con la pasión, las urgencias y los apuros de las tribus teatrales, enfrentadas a una intensa demanda de imaginación para sortear como sea permanentes imprevistos y escollos, que pondrían nervioso a James Bond.
Desbordante de energía y con sus personajes siempre envueltos en un torbellino de situaciones límites, que culminan en soluciones impensadas, la película se sitúa a fines de 1897.
Tras dos años de sequía creativa —y con una mujer y dos hijos pequeños que mantener— Edmond es presionado por dos actores, un nombre importante en las tablas, Benoît-Constant Coquelin (Olivier Gourmet), y su amigo Léo Volny (Tom Leeb), para que escriba una pieza. ¡Una comedia! ¿En verso? ¡Bueno, como sea! Todos están en aprietos económicos y de cualquier orden.
¿Cómo se abre paso la inspiración cuando hay que lidiar con asuntos tan pedestres como pagar las cuentas?
“Solo los cobardes le temen a los textos”, “el mañana no existe” son las consignas de esta épica de la gloriosa gesta que es la creación.

GIROS, HUMOR Y EMOCIONES

En el remolino de esa alborotada comunidad artística —los cafés, el Moulin Rouge, el can-can, el teatro sobre todo— Edmond  irá encontrando las palabras. Y tal como en esta película, cruza de humor todo el relato, sin renunciar a la poesía ni a la belleza —que lo domina todo— ni a la emoción que estremece.
Jeanne (Lucie Boujenah), una joven vestuarista, será la musa y quien estará en el centro de aquella parte de comedia de enredos, llena de equívocos, que tiene esta deliciosa película.
En un guiño muy desenfadado y cómico por ahí hasta aparecen Chejov y Stanislavsky.
Emocionante, divertida, energética hasta su magnífica última secuencia.
No se pierda los créditos al final.

(Desde el 24 de junio, VOD en iTunes y Google Play).

 

 

 

 

 

 

Categorias: Comedia

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014