Home > Espectaculos > DËNVER: “LA MÚSICA NO CAMBIA A LA GENTE”

DËNVER: “LA MÚSICA NO CAMBIA A LA GENTE”

“La gente tiene que pensar y cambiar solita”. El dúo autor de la música de “Historia de un Oso” ha sido destacado en el diario El País de España, la revista Rolling Stone nominó su LP Sangre Cita entre los mejores discos latinoamericanos 2015 y estuvieron nominados en 6 categorías de los Premios Pulsar de la SCD. Nada mal para dos artistas que partieron 2004 en San Felipe.

DËNVER: “LA MÚSICA NO CAMBIA A LA GENTE”

«La gente tiene que pensar y cambiar solita».

El dúo autor de la música de «Historia de un oso» ha sido destacado en el diario El País de España, la revista Rolling Stone nominó su LP Sangre Cita entre los mejores discos latinoamericanos 2015 y estuvieron nominados en 6 categorías de los Premios Pulsar de la SCD. Nada mal para dos artistas que partieron en 2004 en San Felipe. 

El jueves 2 de junio se presentan en Antofagasta.

 

ESCRIBE: Rebeca Araya Basualto

 

Las canciones de Dënver, el dúo que integran Mariana Montenegro (28) y Milton Mahan (30), hablan de amor, de los descubrimientos cotidianos de vivir, de erotismo, pasión, pequeñas historias surrealistas y paisajes provincianos, en un mix potenciado por la música electrónica.
Sus fans van preferentemente desde la adolescencia a la treintena.
En 2011 el diario El País de España los mencionó como parte del “Paraíso del Pop” que habría emergido en Chile a juicio del cronista, que señaló: «Recién a principios de 2000 surgieron artistas más jóvenes que no habían crecido en dictadura y no tenían todo ese rollo militante tan noventero de la generación anterior. Esto se manifestaba tanto en su acceso a la música (ya no compraban discos, los bajaban) como en sus influencias iconoclastas (desde el pop más mainstream hasta Violeta Parra)”, consignó Iñigo López Palacios, autor de la crónica.
Y refiriéndose a la música popular chilena escribió: “Exceptuando a Víctor Jara, sus artistas no han tenido la internacionalidad de Argentina o Brasil ¿Quién ha oído en España hablar de Los Prisioneros? ¿Cuánta gente aseveraría que Violeta Parra era chilena?”.
A la luz de lo que revelan las redes sociales, nadie dudaría hoy entre las nuevas generaciones hispanas en dar cuenta de la nacionalidad de artistas como Gepe, Javiera Mena o Anita Tijoux, cuya nominación al Grammy Latino 2015 fue el reconocimiento final de una generación de artistas que, si Ud. rastrea en la web, verá aclamados por sus seguidores en España, México, América Latina y el público latino de Estados Unidos.
Para los fans de esta nueva generación, los ires y venires de la relación amorosa que dio origen al dúo Dënver son parte de su propia historia.
Cientos de páginas relatan que se conocieron cuando Mariana tenía 14 y Milton 16, que empezaron a pololear a los 18 y 20 respectivos y –como declaró Mariana- “en vez de darnos besos hacíamos canciones”.
Fue tema de la prensa del corazón mexicana la ruptura de la pareja en 2013, comunicada vía Facebook junto al término de su camino musical común.
A poco andar rectificaron, pues había una gira comprometida en México y debían cumplir ese contrato, que anunciaron como la última serie de presentaciones juntos.
Forzados a verse durante ese viaje, presionados desde las redes sociales por sus seguidores, volvieron a conversar y… Dënver sobrevivió al romance que lo hizo nacer.
Hoy, las novias de Milton deben aceptar que Mariana es parte de su vida y los novios de ella aceptan –según la cantante con mayor comprensión- que la vida itinerante de giras y presentaciones significan muchas horas compartidas.
“Y si de repente nos toca dormir juntos –dice Mariana- ¿Qué voy a hacer? ¡No voy a dormir en el suelo!”.
“Nos conocemos más que a nuestros hermanos –dice Milton, mirándola- pero no seremos como los hermanos Gallagher, esos del grupo británico Oasis, que terminaron más famosos por sus peleas que por su música”, concluye irónico.

CANTAR LO QUE IMPORTA

-¿Qué significó para ustedes crear la música del corto Historia de un Oso?
-Esa música la hicimos el 2011 y recién ahora impactó. Fue importante el esfuerzo de ponernos en el lugar de otros y transmitir su emoción, reflexiona Milton.
-¿Económicamente es un salto importante?
-No –puntualiza Mariana- nos han salido un par de tocatas después que se conocieron los premios, pero nada más cambió. Llevamos años trabajando con Punk Robot. Antes le pusimos música a una serie que ahora está en Netflix y se llama Las Aventuras de Muelin y Perlita. Vivir de este trabajo no es fácil y hay que ser muy ordenados, porque a veces pasa mucho tiempo entre que empiezas a producir un disco y recuperas lo invertido. El grueso de nuestros ingresos viene de presentaciones personales y derechos de autor, que nosotros compartimos porque ambos firmamos las composiciones, aunque Milton es quien escribe la mayor parte de las canciones que luego armamos juntos.
-Muchos en su generación, como Camila Moreno, que arrasó con los Pulsar este año, reflejan en su música una posición contestataria ¿No les interesa la contingencia política?
-Creo que la música no cambia a la gente –dice Milton. La gente tiene que pensar y cambiar solita. Denunciar una vez más la corrupción de los políticos no es lo mío, aunque en mis letras hablo de temas como el crimen del conscripto Soto Tapia, que murió en San Felipe y hasta hoy no se aclara que le pasó. La canción se llama “Mejor más allá” y no le digo a nadie lo que debe hacer al respecto. Digo que viví eso y no lo olvido. En nuestro álbum “Fuera del Campo”, hablamos de campos de concentración y abusos. Lo hacemos porque nos duele, nos importa y si nuestra música pone a otros a pensar en esos temas es bueno, pero no es nuestra razón para crearla.
¿Qué se imaginan haciendo en 5 años más?
-¿Hasta que edad se pueden tener hijos? -pregunta Mariana- como hasta los 35 ¿o no?…
-Hoy hasta bien pasados los 40, decimos.
-Ah! Entonces… a los 40 voy a tener hijos, dice contenta
-¡Pero tu decías que hasta los 35!, discute Miton.
-Si se puede después, espero. Yo nunca he mandado a nadie, mis papás nunca lo hicieron con nosotros, pero ahora, cuando pienso en tener niños… cuesta imaginarse con hijos en este tiempo difícil que vivimos. Es en lo único en que uno no puede equivocarse. Si te sale mal una canción, la que viene será mejor. Si te equivocas con un niño…
Mariana no cierra la frase. Se queda perdida en una reflexión que la entristece.
-A mí me gustaría ser tío –dice Milton, como para sí mismo- pero yo creo que en cinco años más vamos a seguir siendo Dënver y haciendo mejores canciones. En eso somos buenos juntos, concluye.

Dënver y el éxito: CON UNA AYUDITA DE LOS AMIGOS

Mariana nació en Nuñoa, pero dice que esa es pura casualidad. San Felipe es la ciudad en que creció junto a sus cuatro hermanas, su padre abogado y su madre ingeniera comercial, en una casa donde el piano y cantar fueron los puntos de encuentro para la familia y sus amigos.
Milton nació en San Felipe, hijo de una familia de Testigos de Jehová y fue desde siempre el hijo rebelde. Expulsado de tres colegios, terminó la enseñanza media con exámenes libres.
“Cuando conocí a la Mariana yo tenía una banda y la invité a tocar. De apoco me fui encantando con su familia y el piano y eso de cantar todos juntos…eran como familia de Walt Disney”, recuerda Milton.
«Él me gustaba porque teníamos conversaciones profundas. Nunca había conocido a un niño así. Lo encontraba muy bacán», contó Mariana en una entrevista.
Luego llegó internet a la casa de Mariana y con ella la experimentación y la búsqueda. Decidieron llamarse Dënver y diferenciar la palabra con cremillas “porque se veía diferente y un amigo diseñador que nos hizo los primeros afiches creó una imagen bonita” y porque los personajes de la novela de Jack Keruak “En el camino” se dirigían a esa ciudad.
El dúo nació y creció como una aventura entre amigos: los grafiteros y diseñadores crearon la imagen gráfica; los clips fueron aventura y exploración de todos y el aporte de Bernardo Quesney sumó estilo a las imágenes de sus video clip. En 2004 sacaron su primer disco de mediana duración (Solenöide) y desde entonces al 2015 han producido cuatro álbumes y proyectado su carrera a nivel internacional.
“Nuestros amigos son parte de todo lo que hemos logrado”, dicen a coro al preguntarles por las claves de su éxito.

“Gracias a las redes sociales, somos una generación más informada y atenta”

Salieron con las manos vacías de la entrega de los premios Pulsar 2016, tras la ceremonia en que Mariana Montenegro fue una de las presentadoras. El dúo que integra con Milton Mahan no recibió galardones, pese a estar nominados en 5 categorías, además de la postulación de Milton como mejor productor.
“Lo bueno es haber estado ahí y que, al presentar uno de los premios, pude decir algo que me importa: en el parlamento votarán un proyecto de ley que, aprovechando vacíos legales y tecnicismos, expone los glaciares chilenos a su explotación por empresas privadas. Si no estamos atentos, harán lo mismo que le hicieron al mar en Chiloé. No ganar un premio no me hiere ni significa que mi trabajo sea malo. Que la gente que hace las leyes permita destruir los recursos naturales y los chilenos miremos sin hacer nada, eso es para preocuparse”.
-Pero tu generación no participa de los procesos electorales, no milita en partidos y se margina de formas de participación ciudadana.
-Quizás porque no nos sentimos identificados con los políticos. Yo participo. Voté en las municipales y en las presidenciales. Pienso que, gracias a las redes sociales, somos una generación más informada y atenta. Vemos que no se piensa a largo plazo y se toman decisiones buscando generar lucro y sin medir consecuencias. Muchos no participan de las elecciones pero no somos indiferentes. En la premiación no fui la única que expresó preocupación y descontento.

Su propio sello, Umamami Discos, estrena su primer sencillo

Hay mucho camino recorrido desde las canciones que nacieron al calor del piano familiar de los Montenegro y el lanzamiento del sello Umamami Discos que, a mediados de mayo, marcó un nuevo corte de amarras entre los Dënver y la onda “indie”, que define las producciones independientes que llegan al público por sus propios medios y apoyándose en las redes sociales y la web.
Al crear su propio sello formalizan su presencia en la industria musical, en la cual Milton Mahan destaca como productor.
“Es un rol que me gusta –señala Mahan- e implica desde hacerte cargo de los aspectos técnicos hasta ser un poco sicólogo de grupos que quieren buscar su espacio en el mercado de la música. Lo bueno es compartir lo que hemos aprendido y lo difícil es decir ‘no’, cuando quienes se acercan a ti no alcanzan aún la madurez para ganar su propia audiencia”.
Nace así la aventura comercial del dúo de San Felipe, que optó por entrar en la industria musical, apadrinado en su primer single -denominado Banana Split- al grupo Fuego, primero fichado por el nuevo sello que hoy produce para ellos un larga duración.

Foto: Diego Palma

Categorias: Espectaculos

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5279

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5279