Home > Drama > “LOCKE”

“LOCKE”

Reparto: Tom Hardy, Olivia Colman, Ruth Wilson. Dirección y guión: Steven Knight. EE.UU./Inglaterra, 2013. Duración: 85 minutos. DRAMA

LOCKE , PELICULA

“LOCKE”

Si usted pensaba que no se podía hacer una película entretenida, intensa, dramática, conmovedora, con un solo personaje, el que se pasa todo el metraje metido en la cabina de su auto como única locación, aquí está “Locke” para demostrarle que sí, se puede.
Una pequeña joya, sin parafernalia de ninguna especie ni efectos especiales de última generación, sino que puro talento dramático (y un gran trabajo de montaje) es lo que nos brinda el director y guionista británico Steven Knight (también guionista de “Promesas del este”) con este claustrofóbico y tenso relato que comienza con una llamada al jefe de obras Ivan Locke (Tom Hardy, “La entrega”), al final de la jornada laboral.
Ya está oscuro en la húmeda Birmingham. El ingeniero Locke (¿un juego de palabras?) tiene mañana un día clave: ha de dirigir la operación de recepción de toneladas de cemento, que incluirá el corte de tránsito en algunas calles de la ciudad, para un edificio emblemático que se está construyendo, con grandes capitales involucrados.
Esa noche lo esperan en su casa sus dos hijos y su mujer, con camisetas puestas y comida especial, porque la TV transmite un partido de fútbol de esos que paralizan la ciudad.
Pero Ivan recibe un telefonazo, sube a su auto, toma la carretera y emprende rumbo a Londres.
En el trayecto hablará por celular con Bethan, la mujer que ha desatado el radical cambio de planes; con su furibundo jefe; su igualmente sorprendido subordinado a quien le encargará la operación; sus hijos; su mujer; el encargado del tránsito de la municipalidad; la policía que pide otros trámites.
Ivan, un hombre de familia, profesional exitoso, eficiente e involucrado con un trabajo que domina y ama, está tirando su vida por la borda con resuelta serenidad por algo tan intangible como el honor de cumplir un compromiso consigo mismo… empujado emocionalmente por no ser jamás lo que fue su padre para él.
A medida que sus interlocutores lo interpelan vía telefonazos, ellos y nosotros, los espectadores, nos vamos enterando qué ocurre, quién es este hombre, qué ha marcado su vida y qué lo ha llevado a tomar una decisión tan inesperada, autodestructiva, aparentemente sin sentido.
No le miente a ninguno, no disfraza la verdad; lo que está haciendo lo hace con convencimiento, aún a costa no sólo de dejar atónitas a las personas más importantes de su vida, sino de ir constatando cómo su vida completa se va desmoronando mientras avanza en la ruta.
Hardy, con la cámara encima permanentemente, ofrece una actuación asombrosa, contenida pero capaz de dibujar certeramente un personaje hasta el punto que el espectador termina conociéndolo. Sobria y elocuente, como lo es la película.
Por momentos, Locke deja ver sus rencores hacia su padre hablándole al espejo retrovisor, únicos instantes en los que se sale de sus casillas.
La empatía hacia este hombre parco se va colando en el espectador. Hasta que las secuencias finales -conversaciones, voces, sonidos- lo dejen sin aliento. Ha pasado 1 hora y 20 minutos.
(En Netflix).

Categorias: Drama

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014