Home > Drama > EL HILO ROJO: EL SÍNDROME MR & MRS SMITH

EL HILO ROJO: EL SÍNDROME MR & MRS SMITH

EL HILO ROJO

EL HILO ROJO: EL SÍNDROME MR & MRS SMITH

Reparto: María Eugenia Suárez, Benjamín Vicuña, Hugo Silva, Guillermina Valdés
Director: Daniela Goggi
Argentina, 2016
MUY REGULEQUE

Pudo ser el Notting Hill de Sudamérica.
Dos actores como Benjamín Vicuña y Eugenia Suárez, bellos, atractivos, luminosos, de esos que llenan la pantalla y da gusto solo de verlos, protagonizando una comedia romántica.
O un drama romántico, que es a lo que aspira ser El Hilo Rojo.
Pero la coproducción chileno-argentina no tiene ni un gramo del encanto y la gracia que le sobran a la película de Hugh Grant y Julia Roberts.
Tampoco —ya que se optó por el drama— el desgarro y la conmoción que se esperarían de un filme que se permite citar, bastante forzadamente, a Casablanca.
Como ya lo sabe todo Occidente, El Hilo Rojo resultó ser un espejo de lo que estaba ocurriendo fuera del set: mientras se rodaba la película, que trata de una historia de infidelidad, el actor chileno, en pleno proceso de separación de la madre de sus hijos, Pampita, inició un romance con su coprotagonista, con escándalo de la engañada mediante, difundido por ella misma a través de redes sociales y demases.
Ninguno de los tres lo debe haber pasado nada bien, pero el resultado es que El Hilo Rojo arrasó en la taquilla argentina el fin de semana de su estreno, superando incluso a X Men: Apocalipsis.

Algo más o menos parecido vivieron Angelina Jolie y Brad Pitt —en esos instantes recién casado con Jennifer Aniston— cuando filmaron Mr & Mrs Smith, que ha de ser una las 10 peores películas de la historia del cine (y no le fue nada bien en la taquilla). Eso sí, comparado con esa producción, El Hilo Rojo es una joya.

Abril (Eugenia “China” Suárez), una joven auxiliar de vuelo, conoce casualmente en el aeropuerto de Ezeiza a Manuel (Vicuña), un enólogo chileno que se embarcará en el mismo avión que ella a Madrid.
Coquetean escuchando juntos una canción de Amy Winehouse; luego en el avión se besan apasionadamente; y al llegar a tierra una circunstancia inesperada los separa.
Siete años después cada uno ha hecho su vida: ella ha formado familia con un productor musical español con quien tiene un hijo; y él, con una fotógrafa argentina, con quien tiene una hija.
Pero nuevamente el destino los unirá, esta vez, en el mesón de un hotel en Cartagena de Indias.
Allí, en ese maravilloso lugar, la pasión, que parecía haber quedado en suspenso, se desata con furia.
De regreso a Buenos Aires —donde él se acaba de instalar con su familia— los amantes no saben bien cómo encajar su vida ya hecha y el fuerte lazo que los une.
La historia se desliza plana y predecible, sin nervio, ni emoción, a pesar que el tema daba para hacer reventar el alma a cualquiera.
Todo en medio de ambientes de revistas de decoración y turismo (los bailes en las calles de  la ciudad colombiana están demás: Cartagena de Indias es bellísima por donde se le ponga la cámara), lo que en todo caso, es lo más armónico y coherente de la historia.
Un guión ramplón, diálogos sin la menor chispa, personajes definidos a brochazos —ella la escéptica y “bacán”; él, el tímido, medio “perno”— terminan convirtiendo un relato que pudo ser estremecedor en una historia tediosa, que se siente falsa.
Curiosamente, la única secuencia que se salva de ello es la última: tiene toda la intensidad y el dramatismo del que carece el resto de la película.
Lo mejor: la belleza apabullante de Eugenia Suárez, que la dirección aprovecha bien y luce.
La producción, impecable. Una duda, eso sí, ¿en qué parte de Santiago de Chile (no la Región Metropolitana) hay extensos viñedos como patio trasero de una mansión?

DATO
Daniela Goggi, directora y coguionista de El Hilo Rojo, es también la responsable de Abzurdah en la que Eugenia “China” Suárez encarnaba a la bloggera Cielo Latini, una adolescente que convirtió en best seller su autobiografía como víctima de la anorexia. En esa película Goggi también evidenciaba una falta de foco en un tema de suyo muy interesante.

Categorias: Drama
  • Carlos Canales

    La veré sólo para ver esa belleza apabullante.

  • Patricia Medina

    ……….Parece que escogeré otra de tus recomendadas. gracias por la crítica

  • ivan otero

    No hay que pedirle , es una película romántica y nada más , sorprende la actuación de la China además de lo guapa que es, me parece que tiene potencial, evidentemente es una película un poco chata, pero entretiene , pudo tener más .. Seguro que si.. Peto no se pasa mal viéndola .. Lo más tonto de la película el nombre de la protagonista, Abril Sahie, no será muy evidente ?

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014