Home > Drama > EL IRLANDÉS: LA PORTENTOSA MASTER CLASS DE SCORSESE Y SU PANDILLA

EL IRLANDÉS: LA PORTENTOSA MASTER CLASS DE SCORSESE Y SU PANDILLA

The Irishman Reparto: Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Harvey Keitel, Bobby Cannavale, Anna Paquin, Jack Huston. Dirección: Martin Scorsese Estados Unidos, 2019. Duración: 210 min.

EL IRLANDÉS: LA PORTENTOSA MASTER CLASS DE SCORSESE Y SU PANDILLA

Aunque era esperable de un maestro del cine como Martin Scorsese,El Irlandés supera todas las expectativas y se inscribe entre lo más portentoso que nos haya regalado el séptimo arte. Sumergirse en ella es una experiencia asombrosa, de la que se sale estremecido, tocado en el alma y con toda nuestra capacidad sensible activada a mil.
Cada minuto de las casi tres horas y media de metraje envuelven y seducen al espectador en una historia tan bien narrada, como filmada y actuada, sobre corrupción, poder y lealtades.

EL COTIDIANO DE GANGSTERS Y EL CRIMEN ORGANIZADO

Moviéndose en terrenos conocidos, Scorsese da vida a un relato de gángsters, crimen organizado y corrupción en el EE.UU. de la pos guerra.
Es una historia desbordante en la que asistimos al ascenso y caída de John y Bob Kennedy, episodios como Bahía Cochinos o la crisis de los misiles, pero desde el cotidiano de tres hombres y sus familias: Frank Sheeran, el irlandés (Robert De Niro), Russell Bufalino (Joe Pesci) y Jimmy Hoffa (Al Pacino), el controvertido sindicalista que encarnara Jack Nicholson en 1992.
El relato comienza en off —un recurso muy Scorsese— desde el asilo de ancianos donde se encuentra Sheeran, para relatarnos “cómo fue que empezó todo esto”.
Frank era un camionero cuando conoció a Russell, el hombre fuerte del submundo. A través de él y sin pensárselo mucho, Sheeran empezó a involucrarse en el mundo del hampa.
Articulada en distintos momentos de tiempo, uno de sus ejes es un largo y singular viaje en auto que hacen Russell y Sheeran junto a sus esposas, rumbo a una boda, que no veremos sino casi hacia el final.
Muchas reuniones en restoranes, conversaciones oblicuas y ambiguas exquisitamente escritas (“me dijeron que te diga”), bautizos, fiestas con big band, música alegre (gran banda sonora) se entretejen con balaceras, explosiones y otras “rutinas” en breves escenas.
El humor —que incluso sorprende en momentos de profundo drama— se cuela en buena parte del metraje, las más de las veces por efecto del desconcierto que provocan ciertas formas y costumbres.
Scorsese se vale de varios planos secuencias, así como de viñetas al presentar a ciertos personajes y, en distintos énfasis y relevancia, surgen simbolismos que remiten a ese mundo católico omnipresente en su filmografía.

“ASÍ SON LAS COSAS”

Aparte de las soberbias interpretaciones de los protagonistas, los secundarios no tienen desperdicio: Harvey Keitel, Bobby Cannavale, Ray Romano.
Anna Paquin asume el rol de Peggy ya adulta, una de las hijas de Frank, que atraviesa el filme en una silenciosa actitud de Pepe Grillo.
La conciencia no es algo que perturbe a Frank. “Así son las cosas”, suele decir.
Y en su ocaso, “no sabes lo rápido que se va el tiempo”; “todo en este mundo se acaba” son sus reflexiones.
No hay disquisiciones morales en este hombre pragmático, que ha convivido con la muerte con naturalidad.
Aunque incluso en él puede llegar a surgir sutilmente algún acto de contrición.
¡Una obra maestra!
 Basada en el libro del investigador Charles Brandt, Jimmy Hoffa. Caso cerrado.

Categorias: Drama

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014