Home > Drama > IDA: AL ENCUENTRO CON EL PASADO PARA DECIDIR EL FUTURO

IDA: AL ENCUENTRO CON EL PASADO PARA DECIDIR EL FUTURO

Dirección: Pawel Pawlikowski. Reparto: Agata Trzebuchowska, Agata Kulesza Guión: Pawel Pawlikowski y Rebecca Lenkiewicz. Polonia/Dinamarca/Francia/Gran Bretaña, 2013. Duración: 1 hora 20.

IDA: AL ENCUENTRO CON EL PASADO PARA DECIDIR EL FUTURO

Es en blanco y negro. Dura menos de 1 hora 20. Trata de una joven novicia en la Polonia de los años ’60. Hablan poco, no hay ruido que no sea el ambiental y la música no va de decoración, sino que suele estar incorporada a potentes escenas: la sinfonía Júpiter, de Mozart; Bach; Coltrane; y hasta la «Internacional Socialista» (en un servicio fúnebre).
Pero Ida, la ¡imperdible! joya cinematográfica polaca —que arrasó en los European Films Award y ganó el Oscar a mejor filme habla no inglesa 2015— está lejos de ser una agobiante película de seudo «cine arte», de esas que necesitan folleto explicativo.
Al contrario. Es una experiencia intensa, entrañable, estremecedora; una historia nada contemplativa, un drama donde ocurren y se descubren muchas cosas y usted entiende absolutamente todo.

SALIR DEL REFUGIO

Ida-Anna (Agata Trzebuchowska, una chica común escogida especialmente para el rol) es una huérfana que ha pasado su vida en un convento. A los 18 está pronta a tomar los votos, pero la Madre Superiora le advierte que no podrá hacerlo mientras no se contacte con su único familiar vivo, su tía Wanda (Agata Kulesza, potente e inolvidable personaje).
El encuentro y el viaje que emprenden juntas Ida y Wanda para rearmar el puzzle de su pasado reciente, en una tierra arrasada por nazis y soviéticos en medio de una Guerra Mundial, es un recorrido por parte de la dura y jalonada historia de Polonia, donde conviven el fervor católico, la corrupción del régimen comunista, el antisemitismo, la solidaridad y la resiliencia.
Wanda resulta ser una mujer aficionada a los hombres y al alcohol, una «camarada» jueza que se jacta de haber enviado a la muerte a varios, pero que adoraba a su hermana Roza, madre de Ida, y recibe con cariño -dentro de su parquedad- a la joven.

NUDOS NO RESUELTOS

Si para Ida este viaje descorre el velo de su vida en blanco, Wanda se reencuentra con los horrores que creía haber sido capaz de enterrar para siempre.
Sobria, lacónica, escueta, delicada, a la vez que elocuente y expresiva, la película de Pawel Pawlikowski, polaco avecindado en Gran Bretaña que se propuso contar la historia de su patria (¡menuda tarea!), usa y aprovecha con genialidad la elipsis, los encuadres (algunos recuerdan la Juana de Arco de Dreyer) y las inmensas posibilidades de luz que regala el blanco y negro.
Porque para contar la historia con mayúsculas hay que hablar de las personas insignificantes, esas que son las que terminan sufriendo las decisiones de políticos, comandantes, dictadores, y luego tienen que saber seguir viviendo.

DATO:
Pawel Pawlikowski estrenaría en 2018 la soberbia Cold War (VER COMENTARIO).

IDA

Dirección: Pawel Pawlikowski.
Reparto: Agata Trzebuchowska, Agata Kulesza Guión: Pawel Pawlikowski y Rebecca Lenkiewicz. Polonia/Dinamarca/Francia/Gran Bretaña, 2013. Duración: 1 hora 20.

Categorias: Drama

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014