Home > Históricas > LA ESPÍA ROJA: LA DOBLE VIDA DE JUDI DENCH

LA ESPÍA ROJA: LA DOBLE VIDA DE JUDI DENCH

Red Joan Reparto: Sophie Cookson,  Judi Dench,  Tom Hughes,  Stephen Campbell Moore, Tereza Srbova. Dirección: Trevor Nunn. Reino Unidos, 2018. Duración: 103 min.

LA ESPÍA ROJA: LA DOBLE VIDA DE JUDI DENCH

No es solo Judi Dench (¡sí, también!) lo que hace tan atractiva a La Espía Roja (Red Joan), una película de muy buena factura, que ha dividido a la crítica.
Lo que resulta apasionante es cómo nos hace revisitar un relevante momento de la historia contemporánea, que aún gravita en el precario equilibrio que dejó como estela la Segunda Guerra Mundial. Y lo es porque pone el foco en vidas mínimas, aparentemente corrientes, personas desenvolviéndose en lugares más o menos cotidianos, en segundos y terceros planos.
Todo ello espléndidamente recreado.
Esto arranca de una historia real: en 1999, a sus 87 años, Melita Norwood, una viuda que solía disfrutar de su jardín en un tranquilo barrio de un suburbio al sur de Londres, fue detenida y acusada de haber espiado para la KGB desde los años ’30. En 2005 la escritora Jennie Rooney publicaría “Red Joan”, una novela que se convertiría en best-seller.
A partir de ese texto, Lindsay Shapiro en el guión y Trevor Nunn en la dirección filmaron esta película que ficciona sobre los hechos y los personajes reales.

 

DE LONDRES, 1999, A CAMBRIDGE, 1938

En el filme, Judi Dench y una magnética Sophie Cookson interpretan a Joan Stanley (inspirada en Melita), en sus respectivas épocas.
Ante el estupor del vecindario -y de ella misma- una Unidad Especial de la policía llega a la casa de Joan (J. Dench): acusada de traición, es trasladada a los cuarteles para que responda por 27 infracciones a la Ley de Secretos Oficiales.
Desde allí, en sucesivos racontos, el relato nos traslada a Cambridge, 1938. Joan (S. Cookson) es una universitaria aventajada, sencilla y algo naif. Una noche, en su habitación de la residencia estudiantil se le deja caer Sonya (Teresa Srbova), una desparpajada chica rusa. Se hacen amigas y ella le presenta a su seductor primo Leo (Tom Hughes). Ambos pertenecen al partido comunista, al que incorporan a Joan.
En plena Segunda Guerra, una vez terminados sus estudios, Joan ingresa a trabajar a un laboratorio de investigación, donde los británicos pretendían desarrollar su propia bomba.
Contradiciendo a sus superiores, Joan opina que los hallazgos deben ser compartidos con los rusos, puesto que son aliados.
Ciertamente ni ella, ni los gobiernos, conocían del Pacto secreto nazi-soviético firmado por Stalin y Hitler en 1939 (el 22 de agosto se cumplen cumplen 80 años de la firma).
A Joan la estremece ver los efectos de Hiroshima, piensa que entregarle a la URSS la información produciría un equilibrio que contribuiría a la paz (algo así como el concepto de la Guerra Fría) y ulteriormente se enteraría con horror de los métodos estalinistas.

COMO PUZZLE POLICIAL

La Espía Roja permite escudriñar cómo es que las conductas personales, las reacciones, las decisiones que se adoptan en un momento, probablemente serían distintas con la perspectiva que da el tiempo y teniendo a la vista aquellos hechos que solo se van asomando pasados los años.
Trevor Nunn (premiado director de teatro, con incursiones en cine y ópera y varias adaptaciones de Shakespeare a la TV) acierta en la manera en que va reconstruyendo esta historia personal y política, como si se tratase de un puzzle policial.
La información surge secuencia a secuencia a partir de lo que  Joan va recordando. Es un relato no solo para la Policía sino para su propio hijo, que, al igual que el espectador, desconoce la mayor parte de la historia de su madre y por ende de la suya propia.
Este esquema opera como un gancho de suspenso hasta el instante final, con giros sorprendentes.
El resultado es una película muy entretenida, muy bien filmada y que luce tanto a la gran Judi Dench como a la desconocida Sophie Cookson.

(En Cine El Biógrafo y Salas de Arte Cine Hoyts).

Categorias: Históricas

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014