Home > Drama > LA HIJA OSCURA: LA MATERNIDAD QUE NO SE VE EN INSTAGRAM

LA HIJA OSCURA: LA MATERNIDAD QUE NO SE VE EN INSTAGRAM

The Lost Daughter Dirección: Maggie Gyllenhaal. Reparto: Olivia Colman, Dakota Johnson, Jessie Buckley, Ed Harris, Peter Sarsgaard, Paul Mescal. EE.UU./ Reino Unido/ Israel, 2021. Duración: 121 minutos. En Netflix

LA HIJA OSCURA

LA HIJA OSCURA: LA MATERNIDAD QUE NO SE VE EN INSTAGRAM

Nacida en 1943 en Nápoles, la escritora Elena Ferrante ha vendido millones de ejemplares de sus novelas y logrado mantener el secreto de su verdadero nombre (ya sabemos, Elena Ferrante es un seudónimo).

Aunque escribe desde los ’90, su fama mundial y las traducciones explotaron por ahí por 2011 con “La Amiga Estupenda”, que derivó en una saga de 4 novelas, conocida como la saga napolitana o la tetralogía “Dos Amigas”. Sobre ella HBO hizo la serie Mi amiga brillante.

Ahora la actriz Maggie Gyllenhaal (La Profesora de Kindergarten) debuta como directora con una adaptación de la novela “La Hija Oscura” (“La Figlia Oscura”), que reúne a un elenco envidiable.

Con preciso e inclaudicable realismo M. Gyllenhaal, traslada a la pantalla esta inquietante novela donde la autora vuelve sobre una temática que circula por buena parte de su obra: las mujeres, las relaciones entre ellas (incluida la innombrable envidia) y las frustraciones con que chocan en el mundo.

La Hija Oscura va directo sobre aquello que varias escritoras han abordado de maneras muy diferentes: el lado gris de la maternidad.

Aquí no hay tragedias, ni dramas desgarradores: está, ni más ni menos, aquello que siempre queda a la sombra, la rutina, el cansancio, el hastío.  Eso que nadie publica en Instagram.

Sin renegar de sus virtudes y luces —que están fuera de cuadro— lo que La Hija Oscura nos devela es el desgastante ejercicio de trabajar de madre: lo doméstico, la comodidad y el orden imposibles, la virtud de la paciencia que a veces no alcanza.

Ese día a día en el que una mujer joven —y quizás aún madurando— intenta desarrollarse y realizarse profesionalmente, vivir el erotismo con su marido (casi tan estresado como ella) y criar a su prole. Todo a la vez, en un malabarismo desgastante.

Esta es, sin embargo, una película que transcurre en parajes luminosos, bellos, con momentos festivos, otros tensos y algo misteriosos, que atrapa al espectador porque todas esas vivencias están en el pasado y llegan en racontos para entender en su totalidad a la protagonista, hoy.

Leda (Olivia Colman), una mujer de mediana edad, decide tomar vacaciones en un pequeño pueblo costero en Italia. Toda su actitud, desde que la cámara se posa en su rostro sonriente mientras maneja por la costa hacia el hostal, es de liberación. Mirar el horizonte, respirar con alivio.

Allí la recibe el encargado, Lyle (Ed Harris), y en la playita solitaria a donde baja cruzando un pequeño bosque, la atiende William, un joven irlandés.

Ambos demasiado amables para Leda que, básicamente, quiere  silencio y que la dejen en paz. Al menos en sus momentos de tomar sol y flotar en el agua; escribir bajo el quitasol, mirar el horizonte.

Británica, (“soy de Cambridge”, responde escueta ante una pregunta), Leda también se encarga de precisar que es profesora (no maestra). Ella es doctorada en lenguas y académica de literatura, está divorciada y tiene dos hijas.

La idílica y silenciosa playa sin nadie más que William a la vista de pronto es invadida por un familión ruidoso y entrometido, incluido un tumultuoso e impertinente grupo de jóvenes.
Es la primera tensión que se instala. Sutil y difusa, como todo en esta historia.

Entre el grupo, hay una muy joven madre, Nina (estupenda Dakota Johnson, en todo sentido) que carga en sus brazos una niñita que casi no suelta a mamá.
Entre ambas se establece una cierta relación.
Nina, aunque es una joven vulgar y mujer de un turbio millonario, es, en ese rol de madre demandada, un espejo de Leda.

Desde ese momento los racontos se suceden en el metraje: Leda de joven (grandiosa Jessie Buckley) se transforma en la protagonista.
Pequeños hechos cubren con un velo inquietante este luminoso lugar, donde también hay cabida para la diversión.
Mientras, entre idas y vueltas al pasado, Leda y el espectador terminan de cerrar los pendientes.

Olivia Colman, Jessie Buckley (Wild Rose) y Dakota Johnson son las astillas que terminan de reconstruir a la mujer rota de La Hija Oscura.

¡Muy Buena!
Premiada en Venecia (mejor guion), ya suma 16 galardones y cuenta con 62 nominaciones.

La Hija Oscura
(The Lost Daughter)
Dirección: Maggie Gyllenhaal.
Guion: Maggie Gyllenhaal, basada en la novela de Elena Ferrante.
Reparto: Olivia Colman, Dakota Johnson, Jessie Buckley, Ed Harris, Peter Sarsgaard, Paul Mescal.
Fotografía: Hélène Louvart.
Música: Dickon Hinchliffe
EE.UU./ Reino Unido/ Israel, 2021. Duración: 121 minutos.
En Netflix

Categorias: Drama

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5279

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5279