Home > Espectaculos > PÉREZ SIERRA, DIRECTOR DE ORQUESTA DE «EL TURCO EN ITALIA»: “TUVE QUE VER ‘EL SULTÁN’»

PÉREZ SIERRA, DIRECTOR DE ORQUESTA DE «EL TURCO EN ITALIA»: “TUVE QUE VER ‘EL SULTÁN’»

PÉREZ SIERRA, DIRECTOR DE ORQUESTA DE «EL TURCO EN ITALIA»: “TUVE QUE VER ‘EL SULTÁN’»

El joven director español explica que lo hizo «porque para mí fue una sorpresa todo este furor turco que hay en Chile”. La ópera de Rossini se estrenó el viernes en el Teatro Municipal y estará en cartelera hasta el viernes 22.

PorAlexandra Briones R.
@AlexBripop

La moda de los guiones orientales se traslada desde las telenovelas hacia el escenario del Teatro Municipal de Santiago. “El turco en Italia” se llama la ópera bufa de Rossini que se estrenó el viernes y que seguirá en cartelera hasta el 22 de agosto.

“Tuve que ver ‘El Sultán’ (Canal 13), porque para mí fue una sorpresa todo este furor turco que hay en Chile. Me divierte mucho la situación, porque creo que puede ser útil. Quizás aquí no vamos a ver turbantes ni nada de eso. Pero verán a un árabe rico europeizado, con un traje de corte europeo pero con tejido adamascado. Se le ve a la legua que algo raro tiene este tío”, explica el español de 33 años, José Miguel Pérez Sierra, que vuelve a nuestro país después de un año a hacerse cargo de la batuta de la orquesta.

“En España todos fuimos moros, nosotros llevamos 500 años y ellos estuvieron 800. Es atractiva como cualquier cultura lejana que te ofrece nexos de unión que la hace comprensible. Quizás para nosotros también es lejana una tribu africana y puede tener un atractivo exótico, pero mientras que ahí hay pocos elementos para comprender, en la historia del mundo árabe sí hay porque el imperio otomano incluso llegó a Viena, y los tres países latinos europeos por excelencia -España, Italia y Grecia- los hemos tenido dentro.
Cuando veo las telenovelas turcas, a nosotros nos evoca un poco el mundo español antiguo y es una manera de conocer lo que pudo ser en el medioevo”, destaca.

La propuesta del regisseur Emilio Sagi está ambientada en la Nápoles de los años 50’. Ahí es donde una joven Fiorilla (Keri Alkema), casada con Geronio (Alessandro Corbelli), un hombre mayor, conoce Selim (Pietro Spagnoli), el exótico extranjero con el que inicia una aventura amorosa.

La impactante mujer hace su primera aparición en escena en una moto Vespa y exclama: “Es una locura amar a un solo hombre”, un comentario muy «liberal», tomando en cuenta que el texto fue escrito en 1814.
“Mi hija tiene 4 años y si dentro de 15 años me dice eso yo me preocuparía ¡Imagínate hace 200 años!El cambio de época genera situaciones más reales. En el siglo XIX pensar en una mujer rebelde era algo muy complicado. Rossini se adelantó, porque busca situaciones absurdas”, explica.

“Si no te identificas con alguno de los personajes de esta ópera, seguro que te hace recordar a alguien. A mí me encanta el personaje de Geranio, el marido de Fiorilla porque es un hombre bueno que quizás la ama enormemente, pero que quizás no lo demuestra como a ella le gustaría”.

El escenario es hiperealista, además de los balcones envejecidos y los adoquines, un tranvía viaja de un lado al otro al fondo del proscenio con pasajeros adentro.
La producción ya fue pedida para ser llevada el próximo año al Capitol de Toulouse.
Aunque a Sierra aún no lo han llamado para dirigirla ahí, entrega un claro mensaje: “La gente tiene que estar orgullosa de que aquí todo es 100% made in Chile, hay muy pocos teatros en el mundo con esa capacidad”.

“La ópera no es la gorda gritando”

El músico accedió a esta conversación en medio de una conferencia en la Universidad de los Andes, a la que asistieron en un 95% adultos mayores.
«La gente joven tiene prejuicios. La ópera no es la gorda gritando. Aquí hay cantantes que además son buenos actores y tenemos a los mejores barítonos rossinianos del mundo, que son Alessandro Corbelli y Pietro Spagnoli. Ambos expresan de una manera corporal tan espectacular que aunque no sepas italiano no vas a necesitar subtítulos. Es una muy buena ópera para tener un primer acercamiento a este género”, apunta.

Argumenta que el mito de la extrema seriedad de este estilo clásico parte por la educación en casa: “Para mí no es casualidad que la nación europea con más afición a la música sea la más fuerte. Alemania nos tiene controlados a todos. Ellos son la potencia, porque tienen una base cultural y no al revés. Pueden sentirse o no atraídos por la ópera, pero tienes que ir igual. Es como el fútbol para muchas mujeres, tuvieron que ver la Copa América igual”.

Por lo mismo, cree que en Latinoamérica sólo hay teatros de temporada y no de repertorio. “Los artistas chilenos son de gran nivel, pero hay falta de público. En Alemania es natural ir a la ópera, así como ir al cine. Hay poca difusión de la música desde las escuelas, viene de la educación. La vida es más compleja que sólo comer, vestirse y satisfacer las necesidades básicas”, acota.

A Pérez Sierra le tomó tres meses estudiar la obra. “Rossini le hace una invitación especial al músico a interpretar, tienes que tomar decisiones muy drásticas a veces y sin modificar la música. Debes enriquecerla para darle características expresivas que de manera aséptica no tiene. Ese derecho/deber que tenemos, hace que podamos acercarlo mucho a nuestro público contemporáneo y que eso lo haga también más fácil de entender para un público que no necesariamente es melómano”, concluye.

Categorias: Espectaculos

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014