Home > Romance > “50 SOMBRAS”: MENOS HOT QUE UN DIBUJO ANIMADO DE DISNEY

“50 SOMBRAS”: MENOS HOT QUE UN DIBUJO ANIMADO DE DISNEY

cincuentaOK

“50 SOMBRAS”: MENOS HOT QUE UN DIBUJO ANIMADO DE DISNEY

El Marqués de Sade puede descansar tranquilo.
“50 sombras de Grey”, con su promesa de sexo sadomasoquista, es en verdad una película más bien fome, definitivamente fría y sobre todo plana.
Full design, eso sí. Podría ser un larguísimo y precioso comercial de Apple, de Audi y de pianos Fianzoli, en medio de lugares y ambientes ultra sofisticados. Si hasta el personal femenino de las empresas Grey parece reclutado en Elite Model (esa ridiculez de secretarias y recepcionistas talla desfile-de-moda es del libro, hay que admitirlo) y los colores que rodean a Christian son como su apellido, grises, blancos y negros (con excepción de su sala sado, que es roja, por supuesto).
En la película suceden cosas, montón de cosas, pero en realidad no pasa nada. Hay actividad -mucha- pero no acción dramática. No hay suspenso de ningún tipo, no hay giros, todo es predecible y hasta las escenas de sexo son como de manual. Y tan recatadas que servirían para comercial de TV.
A sus 27 añitos, Christian toca piano como Arthur Rubinstein, pilotea helicópteros y aeroplanos, dirige una multinacional (no sabemos muy bien a qué hora), es megamillonario, filántropo y ha coleccionado 15 amantes cuando conoce a Anastasia o Ana. Tiene a su propio Alfred (ese mayordomo multi propósito de Batman) que aquí se llama Taylor.
Las primeras secuencias son las únicas atractivas -incluso tiene diálogos divertidos- y son las que reflejan el mundo universitario de Ana y sus amistades.
Mientras más se encierra en la relación Christian-Ana más floja se va poniendo la película.
A decir verdad, Chris (Jamie Dornan, mucho mejor en “The fall”) es un pelmazo (¿quién lo peinó con ese jopo tipo futbolista con que da la entrevista a Ana?), que larga frases tan poco seductoras como “yo ejerzo control sobre todo” u obvias como “yo no hago el amor, yo follo” (traducción española para “tirar”) o “no soy el hombre para ti”, “¿qué me estás haciendo, Ana?” (Corín Tellado style).

Como versión actualizada de “La Cenicienta”, mil veces más entretenida es “Pretty woman” y como softcore muy superior lo es “9 semanas y media” (igualmente filmada como spot), de la cual copia una escena, de manera mucho más desangelada.
Lo salvable, ciertos momentos de Dakota Johnson; lo temible, que vienen dos secuelas anunciadas en la toma final.
Trivia: Jamie Dornan se negó a hacer un desnudo frontal. En su contrato especificó que su pene no apareciera en cámara.
IDEAL PARA: decoradores de interiores.

Categorias: Romance

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014