Home > Espectaculos > SIMON TEMPLAR Y JAMES BOND: LAS MARCAS DE ROGER MOORE  

SIMON TEMPLAR Y JAMES BOND: LAS MARCAS DE ROGER MOORE  

SIMON TEMPLAR Y JAMES BOND: LAS MARCAS DE ROGER MOORE  

 

Si el flemático Simon Templar hubiese nacido en estos años, seguro sería uno de los hits de Netflix. Y estaríamos esperando que la cadena británica ITV hiciera la siguiente temporada para que pronto llegara a la plataforma de streaming.

Pero el misterioso agente de abundante, pero corto, cabello rubio rojizo cuidadosamente peinado, cobró vida en los ’60 (118 episodios en 6 temporadas entre 1962 y 1969).

Su estampa y singular carácter se lo dio Roger Moore, que hoy murió a los 89 años.

Con su sonrisa de Mona Lisa, porte impecable y los zapatos siempre muy bien lustrados, El Santo (mote que aludía a las iniciales de su nombre)  resolvía casos complejos, con la motivación de un Robin Hood moderno. Lo suyo era recorrer el mundo y hacer justicia, ya se enfrentara a espías, gángsters o funcionarios corruptos.

La serie disputaba las preferencias de los telespectadores chilenos con sus compatriotas Los Vengadores (Diana Rigg y Patrick Mcnee) o Los Intocables (Robert Stack), que a punta de descargas de ametralladora y una voz gangosa y monocorde en el relato en off nos situaba en medio de los crímenes  de la era de la ley seca y la mafia de Chicago. Poco después entraría Misión Imposible (con Martin Landau).

El Santo era emitido por Canal 9 (hoy Chilevisión).

Todos ellos estaban al alcance de cualquier espectador: se daban por TV abierta y no solo no existía Netflix, ni Amazon, ni YouTube; ni siquiera había TV Cable y las televisoras abrían y cerraban transmisiones carta de ajuste mediante.

Y en Chile, las veíamos en blanco y negro, nada que impidiera que resaltaran los ojos inmensamente celestes de Roger Moore.

Las cuatro series contaban con una característica musical tan inolvidable como clave; tanto que en el caso de El Santo y Misión Imposible no pudieron obviarse cuando se trasladaron a la pantalla grande. Esos acordes eran parte vital de ambas series. Claro que solo El Santo incluía en los créditos el “dibujo” de una aureola que se posaba sobre la cabeza del actor.

Roger Moore ya tenía su recorrido cuando la serie lo lanzó a la fama mundial.

Por eso, cuando Sean Connery decidió abandonar al agente 007, nacido de la pluma de Ian Fleming, y que tanto le redituó a la industria audiovisual británica (y al productor Albert Broccoli), él pareció el relevo perfecto.

Mantener la vigencia de James Bond, el personaje más misógino de la ficción occidental, ha sido uno de los escollos que han debido sortear sus creadores. A Connery y los años ’60 le venían bien eso del tipo guapo y pagado de sí mismo por quien las mujeres más espléndidas estaban dispuestas a ofrendar sus vidas (literalmente) tras una  noche en brazos de James Bond.

Roger Moore hizo la perfecta transición (George Lazenby, su antecesor, había sido un fracaso): durante siete películas su versión del agente con licencia para matar mantuvo el glamour, la seducción y la actitud imperturbable de ganador, pero logró dotar a la saga de un cierto sarcasmo, rozando la autoparodia que era tan necesaria para su subsistencia.

Consciente que a los 57 años ya no podía seguirle el trote a James Bond, dejó el rol.

Pero Roger Moore estuvo hasta el año pasado actuando, aunque fuese en roles pequeños.

Porque muy pocos intérpretes pueden jactarse de haber sido protagonistas de dos sagas tan exitosas y emblemáticas —una en TV y otra en cine— como Simon Templar y James Bond.

 

LAS PELÍCULAS BOND DE ROGER MOORE

1985, En la Mira de los asesinos (1985, con Tanya Roberts)

1983, Octopussy (con Maud Adams)

1981, Solo para tus ojos (1981, Carole Bouquet)

1979, Moonraker (con Lois Chiles),

1977, La espía que me amó (con Barbara Bach)

1974 El Hombre con la pistola de oro (con Britt Ekland)

1973, Vive y deja morir (con Jane Seymour; música de Paul McCartney)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorias: Espectaculos

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5279

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5279