Home > Drama > SIN DEJAR HUELLAS (FLEUVE NOIR): CUIDAR A LOS HIJOS

SIN DEJAR HUELLAS (FLEUVE NOIR): CUIDAR A LOS HIJOS

Fleuve noir Reparto: Vincent Cassel,  Romain Duris,  Elodie Bouchez,  Sandrine Kiberlain,  Charles Berling. Dirección: Érick Zonca Franca, 2018. Duración: 113 min.

SIN DEJAR HUELLAS (FLEUVE NOIR): CUIDAR A LOS HIJOS

Thriller policial y tragedia familiar, Sin dejar huellas (Fleuve Noir) urde una trama de suspenso por la que circula una galería de personajes, unos más turbios que otros, que termina por develar no solo un crimen sino los retorcidos rincones de la naturaleza humana.
La película comienza con un duro primer plano sobre el rostro desencajado de una madre que exuda dolor, a la que le escasea el aire para soltar las frases.
Solange Arnault (Sandrine Kiberlain), frágil, delgada, titubeante, está en una estación de policía de París, sentada frente al Comandante François Visconti (Vincent Cassel) denunciando la desaparición de su hijo Dany, de 16 años. El hombre -un tipo de aspecto desaseado, barbón- la escucha poco y mal, la interrumpe con acotaciones fuera de lugar, se mueve inquieto y parece querer deshacerse luego del trámite.

EL COMANDANTE VISCONTI, SU HIJO Y LA FAMILIA ARNAULT

Visconti tiene sus propios líos con su hijo adolescente, Denis, a quien han sorprendido en el colegio traficando alguna clase de droga.
Pero al hombre -un tipo siempre frente a un trago de whisky, un cigarrillo en la boca y serias dificultades para relacionarse- lo que le ocurre a su hijo solo le produce cólera. Se enfrenta furioso al chico, le grita, lo zamarrea,  mientras el muchacho se encoge asustado.
Una vez “resuelto” su problema -eso es Denis para él- empieza, en su estilo áspero y descuidado, la investigación.
Se dirige al departamento de la familia Arnault, ubicado frente a un bosque, para recabar detalles.
El padre es marino, está embarcado hace días y Solange no ha podido comunicarse con él. Con ella solo está Marie, la hermanita de Dany, una niña con un severo retraso mental, a quien el policía intenta vanamente interrogar.
Un solícito vecino, Yann Bellaile (Romain Duris), profesor de francés en un colegio, se le acerca a ofrecerle ayuda: él le ha dado clases a Dany y maneja alguna información que le puede ser de utilidad. “Papá ausente, mamá ocupada de su hija enferma…”, le desliza el pedante e intruso Bellaile, que se presenta como novelista (jamás ha publicado nada).


VINCENT CASSEL EN UNO DE SUS MEJORES PERSONAJES

Vincent Cassel arma uno de los mejores personajes de su carrera, un antihéroe fascinante y repulsivo a la vez, que actúa con el desparpajo y la seguridad de alguien que no tuviese nada que perder. O eso cree.
En las antípodas, la desolada Solange: “Tengo un hijo y no puedo protegerlo, mantenerlo vivo, haga lo que haga”.
Y entre ellos, el oscuro profesor, de rasgos psicopáticos, que cita a Kafka y Camus.
Pero la galería se irá completando a medida que avance el metraje. Y con todas las cartas sobre la mesa, cobrarán relevancia escenas que parecían demás, mientras que las pistas sobre las que Visconti se ha empeñado en perseguir parecen diluirse.
Los giros no solo completarán el puzzle policial sino que dejarán a la vista un mundo inquietantemente perverso, en el que nadie ni nada es lo que parecía al comienzo y quienes menos lo esperan quedarán atrapados en una sutil maraña.

DATOS
El realizador francés Erick Zonca (La Vida Secreta de los Ángeles, 1998) se basó en la novela “Expediente de desaparición”, de Dror Mishani, para filmar esta película.
Título en inglés: Black Tide .
Duración: 1 hora 53.

Categorias: Drama

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014