Home > Drama > BLUE JASMINE: WOODY ALLEN Y EL LADO OSCURO DEL ÉXITO FINACIERO

BLUE JASMINE: WOODY ALLEN Y EL LADO OSCURO DEL ÉXITO FINACIERO

Blue Jasmine Dirección y guión: Woody Allen Reparto: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Sally Hawkins, Bobby Cannavale, Peter Sarsgaard. Año: 2013. Duración: 98 min. País: Estados Unidos. BUENA

BLUE JASMINE: WOODY ALLEN Y EL LADO OSCURO DEL ÉXITO FINACIERO


Notice: Undefined variable: font_awesome_version in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-content/plugins/accesspress-social-share/accesspress-social-share.php on line 268

Woody Allen filma como nadie a esos seres sofisticados y privilegiados del primer mundo, mientras apunta certeramente a sus fisuras morales.
Blue Jasmine indaga en su intimidad entre aquellos tipos de personajes inescrupulosos que se han hecho millonarios inventando negocios turbios y creando burbujas financieras que al explotar arrastran en su caída a quienes han involucrado en sus maniobras y a sus cercanos.
Hal (Alec Baldwin) es uno de estos especuladores.
Pero la cámara de Allen se concentra en su mujer, Jasmine (Cate Blanchett), que firma papeles mientras disfruta del sol en la terraza con sus glamorosas amistades. Ella ama vivir lujosamente, vestir sofisticada y elegante y ser la mejor de las anfitrionas en su espléndido departamento de la Quinta Avenida. Cómo es que ella puede disfrutar de todo aquello no le importa en absoluto.
Hasta que ocurre lo que tiene que ocurrir.
La peor de sus pesadillas se completa cuando debe ser acogida por su vulgar hermana Ginger (Sally Hawkins) en su minúsculo departamento en San Francisco. Al contrario de ella, Ginger es generosa e intenta introducirla en su mundo, pero a Jasmine no solamente le repugnan sus amistades, su estilo, su vida, sino que no pretende más que salir pronto de allí, sin que eso signifique alguna clase de esfuerzo de su parte.
Construida en un constante ir y venir de un agitado presente a los raccontos que dan cuenta no sólo de la vida de Jasmine sino de su profunda frialdad y egocentrismo, Blue Jasmine es un ejercicio narrativo, fascinante de por sí, muy bien logrado.
Jasmine y Ginger tienen un aire a Blanche Dubois y Stella (Un tranvía llamado deseo), pero el carácter del personaje de Blanchett está en las antípodas de la antiheroína de Tennessee Williams. No hay fragilidad alguna en Jasmine y sí en cambio no hay más que desprecio auténtico y total desconsideración por su hermana, su pareja, sus amistades.
Los matices que van develándose hacen de este personaje uno de los más fascinantes que han circulado por la pantalla.

IDEAL PARA: aspirantes a millonario/as.

Categorias: Drama

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014