Home > Acción > DRIVE MY CAR: RELEYENDO A CHEJOV

DRIVE MY CAR: RELEYENDO A CHEJOV

Doraibu mai kâ Dirección: Ryûsuke Hamaguchi Reparto: Hidetoshi Nishijima, Tôko Miura, Reika Kirishima, Sonia Yuan, Satoko Abe. Japón, 2021. Duración: 179 min.

DRIVE MY CAR

DRIVE MY CAR: RELEYENDO A CHEJOV

Drive my car, la película del japonés Ryusuke Hamaguchi es una pieza cinematográfica de tal finura y delicadeza que se entiende que en su trayectoria por festivales y salas haya arrasado con premios y loas de la crítica.

Basada en un cuento de Haruki Murakami (1949), uno de los escritores nipones más prolíficos y reputados, Hamaguchi teje una historia intimista en torno a la pérdida, la culpa, el dolor y la posible redención.

Es un drama contenido que relee a Chejov, estableciendo un paralelo entre el protagonista —un director y actor de teatro— y los personajes de “El tío Vania”, acaso una de las obras más representadas del autor ruso en el mundo.

Yüsuke tiene la costumbre de repasar y ensayar las obras escuchando en su auto un casete grabado por él y su esposa, una reputada guionista.
Aunque la primera obra que lo vemos representar en escena es “Esperando a Godot”, durante las tres horas del filme son las sutiles y a la vez estremecedoras líneas de “El tío Vania” las que escucharemos y veremos una y otra vez, de diferentes maneras.

Tras sufrir una pérdida, Yüsuke acepta trasladarse a Hiroshima para dirigir un montaje de la obra de Chejov. Un montaje en lengua japonesa, coreana, inglesa y de señas.
Siempre conduciendo su viejo automóvil rojo.

Ha pedido ser ubicado en un hotel a una hora de distancia del Teatro para disponer de ese tiempo escuchando las grabaciones de la obra: es su manera de estudiarla y ensayar.
Se trata de un lugar situado en una isla, con el mar apacible frente a su ventana.

El único inconveniente con que se topa es que, por reglas del establecimiento, debe aceptar, con mucha reticencia, un chofer que lo traslade a todos lados.
El conductor resulta ser una chica joven, Misaki, muy singular, inmutable y de pocas palabras.
Tal como en las obras de Chejov, en Drive My Car los dramas que se van descubriendo se despliegan como la vida misma, sin aspavientos y a la vez profundos y muy reales. Sin apuro. Porque solo así emergen nuestros fantasmas escondidos.

La cámara de Hamaguchi es capaz de capturar esa humanidad tanto en los planos más acotados —en los ensayos, ceremonias, presentaciones, reuniones íntimas— como en los asombrosos planos generales donde caben el mar y el auto rojo circulando por la orilla del camino.

La aparentemente improbable amistad que surge entre Misaki y Yüsuke se abre al espectador en dos de las secuencias más inolvidables de este filme extasiante y bello.

Ni un minuto —ni un encuadre— sobra de las tres horas que dura el metraje.
Aunque, por cierto, así como Chejov, esta no es una película para cualquier público.

Es, en suma, un bocado para cinéfilos (la vi dos veces y la vería tres veces más).

DRIVE MY CAR
(Doraibu mai kâ)
Dirección: Ryûsuke Hamaguchi
Guion: Ryûsuke Hamaguchi, Takamasa Oe. Historia: Haruki Murakami
Música: Eiko Ishibashi
Fotografía: Hidetoshi Shinomiya
Reparto: Hidetoshi Nishijima, Tôko Miura, Reika Kirishima, Sonia Yuan, Satoko Abe.
Japón, 2021.
Duración: 179 min.

Categorias: Acción

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5219

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/ulasaloc/public_html/anajosefasilva.cl/wp-includes/functions.php on line 5219