Home > Suspenso > ENTRE NAVAJAS Y SECRETOS: ÁGIL Y BRILLANTE COMEDIA POLICIAL

ENTRE NAVAJAS Y SECRETOS: ÁGIL Y BRILLANTE COMEDIA POLICIAL

Knives Out Reparto: Daniel Craig, Ana de Armas, Chris Evans, Jamie Lee Curtis, Toni Collette, Don Johnson, Michael Shannon, Christopher Plummer, Keith Stanfield, Katherine Langford. Dirección: Rian Johnson Estados Unidos, 2019. Duración: 130 min.

ENTRE NAVAJAS Y SECRETOS: ÁGIL Y BRILLANTE COMEDIA POLICIAL

Una gran casona rodeada de parques y bosques, un millonario socarrón y cínico, una familia insoportable y un crimen por resolver: con estos elementos de base, Entre Navajas y Secretos se organiza como homenaje y parodia a los policiales estilo Agatha Christie, donde no falta el detective que ve desde un comienzo todo lo que la policía ni se imagina.
Muy entretenida, original y llena de giros —como corresponde—, para mayor abundancia, el elenco que la anima es de lujo.
La casa en sí misma es otro personaje: parece un tablero de juegos, sobrecargada de cuadros, pesados cortinajes y curiosos objetos de los más diversos tamaños y formas, dispuestos en distintos lados; es un puzzle con pistas que se descubren en sus laberínticos salones y habitaciones, repartidos en pisos y entrepisos, terrazas, jardines.
Allí vive un magnate editorial, Harlan Thrombey (Christopher Plummer), acompañado por su servidumbre y su joven asistente part-time, Marta Cabrera (Ana de Armas), que hace las veces de enfermera y dama de compañía.
Sus hijos y nietos viven, de una manera u otra, de su fortuna. Por eso acuden solícitos a celebrar el cumpleaños número 85 del patriarca, un hombre por el que sienten más temor que afecto.
Allí están sus hijos, hijas, nueras, yernos, nietos: Linda Drysdale (Jamie Lee Curtis), su marido Richard (Don Johnson) y su desparpajado hijo Ransom (Chris Evans); Joni, su nuera viuda (Toni Colette); Walt (Michael Shannon), el menor, a cargo de los negocios; sus nietos Meg (Katherine Langford) y el extraño chico que es Jacob (Jeden Martell).
Cuando se produce el crimen, aparece la policía y empiezan, por separado, los interrogatorios a todos quienes estuvieron en la fiesta. En la gran sala escogida para ello, un sujeto silencioso, cada cierto rato toca majaderamente una sola tecla del piano que hay por ahí: se trate de Benoit Blanc (Daniel Craig), el Hercules Poirot de esta intriga que circula en torno a esta familia decadente.
Rian Johnson, director y guionista, tiene la astucia de montar un escenario barroco, con algo de esperpento, y desparramar en su tablero personajes que no tienen desperdicio: no solo todos ocultan algún secreto (de esto van estas historias) sino que cada cual tiene su lado estrafalario, en distinto modo.
En esta verdadera coreografía de interrogatorios, reuniones y racontos, escuchar esos diálogos y sus equívocos es una experiencia gozosa.
Un humor ácido e incorrecto se cuela allí y en pequeños detalles: cada personaje aporta lo suyo, incluso los más secundarios.
Otro de los importantes méritos de Rian Johnson es lograr ensamblar fluidamente a este rutilante elenco.
Misterios y sorpresas hitchckokianas van apareciendo hasta el último minuto a un ritmo que no suelta. Hasta que quedan al descubierto varias verdades que habían permanecido convenientemente ocultas.
Una pieza de relojería.
Muy recomendable.

Categorias: Suspenso

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014