Home > Espectaculos > NO EXISTEN LAS CASUALIDADES

NO EXISTEN LAS CASUALIDADES

Columna escrita por la periodista Mónica Rincón, distinguida poir el Círculo de Críticos de Arte por el programa “Conciencia Inclusiva”, que realiza en CNN.

NO EXISTEN LAS CASUALIDADES

Por Mónica Rincón

Un 29 de noviembre llegué a los estudios de CNN Chile para grabar un especial de prensa sobre Discapacidad. Como mi hija tenía Síndrome de Down era razonable que yo fuera la conductora y acepté feliz hacer ése que sería un unitario sobre el tema.
Mi hija partió al día siguiente y con ella las ganas, que aún no adivinaba, de hacer permanente un proyecto televisivo que hablara sobre y con las personas en situación de discapacidad.
Meses más tarde, a raíz de un congreso sobre educación y discapacidad en el que estaba trabajando, les propuse a mis jefes crear un programa permanente y recibí de ellos todo el apoyo y entusiasmo, incluso más allá de mi expectativas. Me dijeron que el programa iría en horario Prime (el de más alta audiencia). Rolando Santos y Alejandro Repening, tenían la convicción de que un programa así debía tener la misma visibilidad que los franjeados temáticos sobre actualidad internacional o nacional que ya hacíamos.
Nuevamente nada es casual. No puede serlo. Rolando tuvo una experiencia familiar cercana con la discapacidad. No es el único del equipo. Mi gran productora ejecutiva Ignacia Contrucci, también. Y hay más en CNN y en Conciencia Inclusiva como Daniela (quien hace notas maravillosas) que han vivido en carne propia lo que es estar en situación de discapacidad.
Todos juntos, con Fernanda otra periodista o el Edu, primer director o Lorena Las Heras (que está siempre atenta a cómo podemos ir mejorando el espacio) hacemos un espacio que tiene mucho de magia.
Con el tiempo entendí que el hecho de que yo hubiera llegado a CNN tenía que ver con desarrollo profesional pero también con este programa en especial. Que… nada es casual.
Un programa que busca varios objetivos. Poner en el debate público el tema de la discapacidad, mostrar que afecta a 2 millones de personas y a sus familias y que debiera tocar a todos los 17 millones de chilenos. Un tema invisible para muchos o tratado de forma inadecuada por otros.
Mostrar ejemplos de superación y esfuerzo extraordinarios, pero llevados adelante y vividos por hombres y mujeres comunes y corrientes. Sí, comunes y corrientes. Para nosotros, las personas en situación de discapacidad no son ni angelitos ni superhéroes. Son ciudadanos cuyos derechos humanos se violan todos los días en Chile.
También queremos denunciar lo mucho que falta por hacer y reconocer lo avanzado. Informar de las oportunidades desconocidas que ya existen y mostrar las que podrían abrir nuevas ventanas (y ojalá puertas) de inclusión.
En este camino de hacer Conciencia Inclusiva todos hemos ido aprendiendo. Yo la primera. Aprendiendo que a veces en estos espacios que no están marcados por las luces que generan la contingencia y los titulares, puede realizarse al máximo el rol de un periodista: dar voz a los que no la tienen. Y no se me ocurre nadie menos escuchado que las personas en situación de discapacidad, más si son de escasos recursos.
Hemos aprendido a desarrollar nuevas formas de hacer televisión, sin reloj, sin asustarnos cuando alguien no encuentra las palabras para expresarse, abriendo la cámara y no cerrándola para respetar la intimidad de una lágrima. Hemos aprendido a preguntar sin miedo ni paternalismo, a hacer un programa en televisión aunque nadie hable en un panel con la boca ni escuche con los oídos; salvo la conductora y el intérprete de señas. Y sobre todo hemos aprendido que nos queda tanto por aprender.
Estamos conscientes de que éste debe ser un espacio de excelencia, a la par de todos los que se hacen en CNN. Por eso estudiamos los temas, buscamos los mejores testimonios, evolucionamos en la forma de presentar el programa y nos vamos abriendo a nuevas temáticas. Porque Conciencia Inclusiva no es sólo (aunque sí fundamentalmente) un programa sobre discapacidad o al menos no desde la perspectiva tradicional. Hay enfermedades que no son discapacidad pero que dejan en una situación invalidante a quienes la padecen y a sus familias y de eso queremos hablar también.
En este recorrido hemos cometido muchos errores, pero les aseguro que siempre de buena fe. Y nos ha faltado espacio para abordar todos los temas que nos proponen.
Sí. Pero lo bueno es que nos queda mucho más tiempo y temporadas para seguirlos poniendo en pantalla.
No quiero dejar de agradecer no sólo al equipo, sino a los invitados. A personas de una fuerza que conmueve, de una alegría que contagia y de una dignidad que hace imposible no respetarlos. Gracias por su generosidad para entregar su testimonio y su tiempo para luchar por otros.
Son ya dos años sin Clara y dos años con Conciencia Inclusiva. Ambos me han hecho reír y llorar. Tú eres hija, la que conduce este programa, la que me sopla al oído qué preguntar cuando hay giros inesperados en las historias de cada capítulo o la que me toma la mano desde Arriba para que calle cuando un silencio debe ser escuchado.
Cada semana siento que al menos en parte cumplo mi promesa de no dejar de pelear porque las personas en situación de discapacidad tengan las mismas posibilidades que tuviste tú.
Yo no te recuerdo gracias a este programa, porque sin él igual te recuerdo todos los días y a cada momento. Pero sí, es cierto, Conciencia Inclusiva es un homenaje para ti. Para una niña maravillosa que no podía ser cierta en este mundo por mucho tiempo. Para una niña que logró en 2 años y 4 meses y sigue logrando más que muchos en una larga vida.
Seguro se equivocaron en el Círculo de Críticos de Arte. Porque Clara, este premio es para ti.

Categorias: Espectaculos

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014