Home > Cine Arte > NUESTRO TIEMPO: EL MONUMENTAL CINE DE CARLOS REYGADAS

NUESTRO TIEMPO: EL MONUMENTAL CINE DE CARLOS REYGADAS

Dirección y guión: Carlos Reygadas Reparto: Carlos Reygadas, Natalia Lopez, Eleazar Reygadas, Rut Reygadas, Phil Burgers. México, 2018. Duración: 173 min.

NUESTRO TIEMPO: EL MONUMENTAL CINE DE CARLOS REYGADAS

Imágenes bucólicas, grandes planos generales, una cámara que permanece fija contemplando la naturaleza inmensa; se escuchan lejanas las risas y el correteo de unos niños y adolescentes que se bañan en una gran extensión de agua con mucho lodo. La cámara se acercará luego a los grupos y pasará por ellos, circulando entre sus conversaciones. Es el relajo estival de las vacaciones con el que se inicia Nuestro Tiempo, la película que dirige, escribe y protagoniza Carlos Reygadas, y que transcurre en una finca donde se crían toros.
A sus 48 años, Reygadas —premiado dos veces en Cannes— reafirma en estas tres horas de metraje su vocación de cineasta desafiante, a contracorriente incluso de lo que entiende Hollywood por cine-arte. Admirador de Tarkovsky y Kiarostami, el realizador mexicano hilvana escenas e imágenes cuya belleza radica mayormente en su elocuencia, esto es, en su capacidad para hablar por sí mismas.
En ese escenario apacible desarrolla una historia inquietante sobre el amor y la pareja, que se va cocinando a fuego lento y cuyas complejidades no terminan por abrirse hasta el último plano.
Juan, Ester y sus niños (interpretados por la propia familia del director) viven en esta finca. Es ella quien administra los negocios, va y viene de la ciudad, asiste a conciertos, viaja en avión. Él es un poeta de cierto reconocimiento.
Están juntos hace ya 15 años y siempre han creído en las relaciones abiertas, porque la posesión no es parte del amor.
Por eso, cuando se produce un triángulo amoroso, el cotidiano no se altera, aparentemente. Sí gatilla reflexiones y análisis sobre el estado de sus sentimientos, pero sobre todo, emplaza a Juan en su incapacidad de sustraerse a mantener las cosas bajo su control.
Reygadas contrasta y establece paralelos entre la naturaleza  y su belleza salvaje —y a veces cruda— y el tóxico estado interno de sus protagonistas, enredados en una modernidad que no acaba de brindarles lo que promete. Y de lleno apunta a la masculinidad, esa que defiende su supremacía, descubriéndola como vulnerable y contradictoria.
Nuestro Tiempo abunda en cuadros memorables, secuencias sorprendentes e inesperadas y no se parece a nada antes visto.
Esto es un festín para cinéfil@s irredentos.

(En centroartealameda.tv).

Categorias: Cine Arte

Relacionados

Copyright Anajosefasilva.cl 2014